martes, 17 de febrero de 2015

La caricatura

Un medio de expresión que no puede ser reprimido

En Ecuador se quiere reprimir a la caricatura; ella ofende al poder político a los gobernantes de turno, causa polémica cuando toca asuntos que afecta a la sociedad o cuando se denuncia actos de corrupción, a través de ella se expresa la forma en como su autor ve la realidad de lo que ocurre en nuestro entorno.

Lo que ha dicho el presidente es discriminación, la caricatura no
hay discriminación.

La caricatura es un discurso, que usa diversos modos semióticos para representar una realidad, este modo de comunicarnos tiene un tinte ideológico, genera crítica social y representa un instante, toma la vida de una manera cómica, los trazos y líneas informan, entretienen, no podemos censurarla, más bien debemos analizar su contenido ser críticos de nuestro propio actuar, la caricatura puede generar cambios y hasta reacciones fuertes, en quienes son representados en este arte.

Muchos critican a quien hace caricatura política, los juzgan y hasta insultan, pero te has preguntado ¿qué es la caricatura?  Algunos autores la definen como un proceso de exagerar la realidad, de tomar lo más representativo de los rasgos físicos y representarlos; en lo personal considero a la caricatura como una forma de expresión que representa una realidad de manera jocosa que ayuda a entender de manera rápida lo que pasa en la sociedad.

Un dibujo político, no insulta, no denigra, un dibujo político es un trazo con un contenido informativo, un dibujo es lo que su autor ve y quiere demostrar, quien se sienta ofendido es porque hay algo de verdad en lo que se representa y si así fuera sería necesario investigar, porque el dibujo se convertiría en una denuncia.

Muchos caricaturistas, escritores por temor a ser juzgados se han limitado y ya no denuncian o hablan sobre ciertos temas que al poder le disgusta, al sancionar a un caricaturista quieren intimidar a quienes se arriesguen hablar a escribir o dibujar, al poder no le interesa que los demás se expresen, el poder quiere ser la única voz, no somos un estado de opinión es correcto, nos encontramos en un Estado de derecho por lo tanto se están limitando nuestras libertades, se nos está poniendo una mordaza al tratar de intimidarnos o cuando somos objeto de persecuciones en las sabatinas que el señor presidente realiza.

Al parecer el poder tiene un enemigo y ese enemigo es la crítica, la denuncia, no toleran a quien haciendo uso de sus libertades pongan en tela de juicio y duda la obra que realizan, dice un viejo adagio quien nada debe, nada teme, ¿por qué tanto temor?

Amigo lector puede sacar tus propias conclusiones, podrás juzgar a quien hace su trabajo con honestidad si es culpable Bonil es el gobierno, pero desde mi visión considero que las libertades no pueden ser oprimidas, y que la ley debería aplicársela para todos por igual, de esta manera, respetamos la igualdad y equidad que el gobierno pregona en sus publicidades, en las sabatinas o en las cadenas que muy constantemente tengo que verlas interrumpiendo la programación normal, todos somos Bonil, queremos que la libertad de expresión se respete y que los insultos cesen, Todos somos Bonil porque la caricatura no es delito.

sábado, 7 de febrero de 2015

Las Fumigaciones Bananeras un grave problema en la provincia de El Oro.

Las fumigaciones bananeras causan serios inconvenientes, a la población orense, no solo afecta a los productores, o a quienes viven cerca de las bananeras, esté problema afecta a toda la población y es de interés general, una investigación realizada por la Defensoría Pública hace unos dos años aproximadamente, realiza algunas revelaciones muy interesantes, nos preguntamos, si este asunto a que dado solo en letra muerta o ha tenido alguna solución.

Además recordamos que la Municipalidad de Machala, emitió una ordenanza, que prohibía la fumigación dentro de las áreas de seguridad, la misma que se encuentra en: zonas pobladas, los ríos, arroyos y manantiales, establecimientos educativos, criaderos acuícolas, quienes incumplían esta normativa serían sancionados.

El problema de fondo en todo esto, es el siguiente; que están haciendo las instituciones para evitar esta dificultad, donde está la respuesta inmediata del MAGAP (Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca), que controles realiza la institución; para que los productores usen los equipos de seguridad necesarios en las bananeras, el mismo informe que fue emitido por la Defensoría del Pueblo dice: que los trabajadores no poseen las seguridades necesarias, que labor realiza, el Ministerio de Ambiente  para resolver este problema, donde está el Ministerio de Salud Pública, este grave problema no solo le compete a una institución, son varios los organismos del estado que deberían trabajar para solucionar el problema.

El Ministerio de salud por ejemplo, tiene que tratar a las personas que son afectadas por las fumigaciones aéreas, las mismas que producen cáncer, malformaciones genéticas, irritación en la piel, insuficiencia renal, estas enfermedades en nuestro entorno son las que más proliferan convirtiendo esto en un tema de salud pública, El MAGAP, tendría que realizar operativos constantes, para verificar que los propietarios de las fincas bananeras tengan implementado una buena área de seguridad y que sus trabajadores tengan los implementos necesarios, el Ministerio de Ambiente buscaría alternativas como la resiembra de árboles al rededores de las bananeras para impedir que la toxicidad llegue a mas lugares.

En la provincia de El Oro, nos encontramos rodeados por el cultivo de banano, con un aproximado de 63.883 hectáreas sembradas, de este dato sería importante analizar cuál es el porcentaje de productores orgánicos o si están incluidos en este valor, tenemos que avanzar y progresar esto es correcto, pero lo principal es cuidar el medio ambiente y por ello se hace un llamado a las instituciones para que trabajen y hagan el control respectivo, no esperemos lamentarnos y dañar el futuro que nuestros hijos y nietos se merecen, los seres humanos queremos un planeta limpio, queremos que se respete a la madre tierra y que se haga respetar las normas del buen vivir, no queremos hacer polémica de este tema, pero, se debe tener mucho cuidado, al prevenir ahorramos al estado los gastos, por el control de las enfermedades producidas por la fumigación bananera, esperamos ver cuál es el pronunciamiento de las instituciones para poder combatir y hacer respetar las normas que lleven al cuidado del medio ambiente.