jueves, 3 de marzo de 2016

La cara de la revolución

Un revolución que afecta a todos; quienes no pensamos igual que el señor presidente de la República del Ecuador, una revolución del no pasa nada, todo está bien, una revolución de errores de buena fe, una revolución donde los insultos en las sabatinas son constantes, una revolución que dice: no hay desempleo, pero busca crear estrategias para reducir las horas de trabajo y evitar los despidos, una revolución que quiere crear fondos para los desempleados y aun así dice que “académicamente estamos bien”


Me faltaría espacio para seguir hablando de la revolución, y sus grandes logros o como usted quiera llamarlo; todos tenemos el derecho de expresarnos, si para usted la revolución es buena, que bien, pero, otros piensan, que mucho daño le ha hecho al país, para muestra un botón:

Hace ya mucho tiempo se creó la SUPERCOM (Superintendencia de la Información y Comunicación) con el  fin de hacer respetar los derechos de las ecuatorianas y los ecuatorianos; pero al parecer eso no sucede, en las sabatinas se viola un derecho fundamental “No recibir publicidad que induzca a la violencia, la discriminación, el racismo, la toxicomanía, el sexismo, la intolerancia religiosa o política”

El presidente ha discriminado a periodistas por su peso, su tamaño, se ha convertido en una persona intolerante políticamente, habla mal de los medios que no son de su línea, bombardea constantemente con mensajes en contra de editorialistas, blogueros, twiteros;  los ciudadanos nos preguntamos ¿él presidente, ha sido sancionado por la SUPERCOM, como lo han hecho con medios de comunicación y periodistas? juzgue usted lector.

La página web de FUNDAMEDIOS nos dice: que hay 175 sanciones a Medios y periodistas, 343 casos de agresiones físicas, 44 casos de censura, 252 procesos legales, 279 agresiones normativas, 109 casos de derechos digitales, 288 agresiones verbales, sabe usted ¿Por qué se da esto? ¿Cree usted qué es correcto que el señor presidente denigre e insulte, porque no piensan igual que él? ¿Considera usted lector que se denigra la honra de las personas en las sabatinas? ¿Cree usted qué el presidente es intolerante en política? Responda estás preguntas, analice piense, no se deje engañar, mi verdad es la que yo palpo y la puedo apreciar, mi verdad no es absoluta, usted también tiene su verdad desde perspectiva.

Como usted puede ver, hacer periodismo en el Ecuador es complicado, y aun así muchos valiosos comunicadores; hacen su trabajo, llevando la información, para que, usted pueda ver, lo que ocurre en nuestro país, hombres que a pesar de luchar contra el poder está dispuesto a poner a vista de todos ustedes, la información veraz, oportuna, periodistas que arriesgan su vida poniendo al descubierto los actos de corrupción y los sobreprecios que se han pagado en los gobiernos de turnos, aun cuando por buena fe no se ha querido hacer daño.


Como siempre terminamos los artículos, impulsándolos a que piensen, a que analicen, pregúntate, trata de ver más allá de lo que puedan ver tus ojos, tú decides mi estimado lector si tomas la información como una verdad absoluta o investigas. 

Artículo de opinión por: Edwin Jonathan Moscoso Armijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario